En este blog podrás encontrar información acerca de uno de los sectores de Picos de Europa más desconocidos para el montañero amante de "La Peña". Toda la información que contiene el mismo es fruto de años de trabajo, investigación y caminatas por parte del autor de este blog, por lo tanto la información que se da sobre la vertiente lebaniega del Macizo Oriental es fruto de una visión muy personal, basada en las horas y horas de investigación recorriendo cada insignificante rincón que aquí describo.

Los senderos, sedos y pasos que se describen en este blog pueden sufrir modificaciones con el paso del tiempo, llegando en algún caso a poder desaparecer por la falta de uso y la ausencia de ganado menor en la zona. Cualquiera que quiera recorrer los parajes aquí descritos debe tener en cuenta esta cuestión a la hora de aventurarse por los mismos. El propio autor de este blog se ha encontrado en alguna ocasión con alguna desagradable sorpresa al respecto.

Mi mayor respeto y agradecimiento a todos aquellos ganaderos, vecinos y PASTORES con los que he charlado y gracias a los que he podido conocer todos aquellos sedos y senderos por ellos recorridos en otras épocas. Ellos son los verdaderos protagonistas de los Picos de Europa. Mucho antes que marqueses, condes, aristócratas, mineros y montañeros, ellos recorrieron La Peña.

A Jose Manuel (Dumbi), J.Blas, Yerai, Juanjo y Dani Rodrigo. Ellos son las montañas.

A mi madre Teresita y mis abuelos Victoriano y Etelvina, lebaniegos del Valle de Bedoya, de nacimiento y de corazón. Gracias por llevarme a Liébana de muy pequeñito.

martes, 11 de agosto de 2020

La Cueva Cocarga y la Güerta Los Picayos. Parajes sobre Estragüeña. Desfiladero de La Hermida

Cuando uno se adentra en el Desfiladero de La Hermida e investiga sus escabrosas vertientes no deja de sorprendernos su actividad pastoril pasada. Decenas de cuevas fueron utilizadas por los pastores  a lo largo y ancho del Desfiladero y salvo raras excepciones todas ellas pasan desapercibidas a los ojos de los montañeros. Una de esas cuevas, bien visible si uno uno se fija cuando sale del desfiladero en dirección Panes, a poca distancia de la salida del mismo, es la Cueva Cocarga. En ella se recogían las cabras  e incluso el estiércol acumulado en el interior de la cueva era transportado para abonar praderías cercanas.
La Cuerva Cocarga
Imagen general de la zona comprendida bajo la Cueva Cocarga, la Güerta Los Picayos y el Cuetu Coriscáu. Por el valle escondido tras el Coriscáu asciende el sendero histórico hacía Argüenzo. Aprovechando la entrada a dicho sendero desde la carretera del desfiladero se asciende también a la Cueva Cocarga y la Güerta Los Picayos.  1. Cueva Cocarga 2. La Güerta Los Picayos 3. la Cuesta Saligiestu 4. las Bocas de La Calleja y La Calleja 5. El Paré del Tombón 6. la Cueva La Jorcá 7. Cuetu, Riega y Cueva Cobañes 8. Güeranegra 9. La Güertona 10. El Cuestu Estragüeña 11. La Peña La Butrera 12. Colloriz 13. El Cuetu Coriscáu 14. El Cuetu La Abeja 15. Iguáu 16. La Corta Iguáu (a su derecha El Pajar o Tejáu de Iguáu) 17. Canal Corcera

Recorrido a realizar para conocer la Cueva Cocarga y la Güerta Los Picayos y descenso por el Camín de las cabras que baja de Argüenzo a la carretera del Desfiladero. 1. Cueva la Jorcá 2. Cueva Cocarga 3. Colloriz 4. Las Bocas de La Calleja 5. La Güerta Los Picayos 6. la Cuesta Saligiestu 7. La Riega, El Cuetu y La Cueva Cobañes.

Para conocer la Cueva de Cocarga vamos a partir de la misma carretera del desfiladero. Unos 50 metros antes del puente de Estragüeña un viejo sendero penetraba en la peña por encima de la carretera y era utilizado para alcanzar las praderías altas de Argüenzo, lugar de majada de verano al que subían familias enteras con el ganado. La entrada al sendero ha sido destrozada por las obras de mejora de la carretera del desfiladero y el sendero, por falta de uso, se está perdiendo inexorablemente. En la actualidad solo la intuición montañera nos hace encontrar pequeños rastros de lo que antes existió y hoy ya no existe. Superamos un talud de la nueva obra de la carretera y subimos hasta una red instalada para evitar la caída de piedras a la misma. Por la izquierda de la red se supera la misma. Subimos ahora por un canalizo totalmente tomado por las bardas hasta salir del mismo por un estrechamiento a nuestra derecha, que nos lleva hasta una torre de la electricidad. El sendero faldea ahora por una ladera y asciende en dirección a la Riega Cobañes. Los restos del antiguo camino utilizado para subir a Argüenzo con cabras y ovejas apenas se pueden vislumbrar comidos por la vegetación. Tenemos que alcanzar la Riega Cobañes a la altura del Cuetu Cobañes, un paré en donde se encuentra la Cueva Cobañes, una de las tantas cuevas utilizadas por los pastores en su día y que aún conserva parte de su muro de piedras. Por encima de la cueva el sendero se pierde pero a la izquierda de la riega se observan dos buenas armaduras. De frente, si ascendemos por la riega, volveremos a retomar el sendero que sube a Argüenzo, que por esta zona se ve un poco mejor. Por este sendero bajaremos más tarde de vuelta.  Obviamos esta posibilidad y cruzamos la riega en dirección contraria, dirigiéndonos a las armauras que veíamos arriba. Pasamos por las armauras y continuamos por un sendero que nos dirige a una jorcá junto a un paré. Por aquí parece ser que subían las vacas desde la carretera por otra entrada situada más abajo que la anterior que hemos utilizado. Ascendemos por una cuesta herbosa atisbando ligeramente el sendero hasta alcanzar la mencionada jorcá junto a la que se encuentra otra cueva, la Cueva La Jorcá, junto a la que se hallan unos restos de lo que fue una caseta, junto a un cerezo plantado hacía los años 50 del siglo pasado por el pastor Ángel Cueto. Así nos lo contó Paco Colosía, uno de los últimos pastores que metieron sus cabras por este paraje.

Entrada del sendero que se utilizaba para ascender hasta Argüenzo. Las obras de mejora de la carretera del desfiladero no han tenido piedad con este sendero histórico y hay que encaramarse arriba con mucho cuidado. Por encima vemos la red metálica que hay que superar por su izquierda y que nos va a llevar a un canalizo superior bajo un paré.

Superado el canalizo por su derecha, aprovechando un pequeño estrechamiento que nos saca a una torre de la electricidad, ascendemos ahora por una ladera herbosa por donde se atisba ligeramente el sendero original.

Andoni el el sendero camino a la Riega Cobañes.


Entrando a la Riega Cobañes con el Cuetu Cobañes y su cueva (1) bajo el mismo


Llegando a la Riega Cobañes y a la Cueva Cobañes (1)

Cueva Cobañes



Por encima de la Cueva Cobañes la Riega Cobañes es cruzada por el sendero que se dirige a Argüenzo, por donde vamos a bajar de vuelta. Tenemos que obviar el mismo y subir por la riega en busca de unas armauras que quedan por encima y a la izquierda de la misma.

Andoni sobre las armauras.

Dejamos atrás las armauras y ascendemos por una ladera herbosa en dirección a una "jorcá". Junto a la misma se halla la Cueva La Jorcá (1)

Llegando a la Cueva La Jorcá. Por la izquierda de la cueva tenemos que alcanzar la jorcá y subir por un filo rocoso a su derecha, por donde marcan las flechas.

Cueva la Jorcá


Una vez en la Cueva La Jorcá seguimos ascendiendo por su izquierda alcanzando la Jorcá y encaramándonos a nuestra derecha por un filo o diente rocoso. Arriba ya observamos la ubicación de la Cueva Cocarga. El sendero no existe pero tenemos que ascender por pandas herbosas buscando pasar primeramente por debajo de una cueva bien visible bajo la Cueva Cocarga. Algunos tramos de la ascensión por las pandas herbosas tienen bastante inclinación y hay que prestar atención, pero una vez nos acerquemos debajo de la Cueva Cocarga se puede subir a ella por varios sitios.

Ascenso orientativo desde la Jorcá a la Cueva Cocarga (1) cruzando y ascendiendo distintas pandas herbosas. 

La Cueva Cocarga (1) y el tramo final de ascensión a la misma. Las flechas marcan una de las opciones para ascender hasta la cueva, la más fácil, pero se puede subir de forma más directa.

Cueva Cocarga


Andoni camino de la Cueva Cocarga

Andoni y Alberto ascendiendo bajo la cueva que se localiza bajo la de Cocarga, paso previo a subir a la superior y más grande de Cocarga.



Andoni y Alberto subiendo cada uno por una lado por las pendientes inclinadas previas a la Cueva Cocarga

Llegando a la Cueva Cocarga podemos observar el paso de salida de la misma hacía Colloriz y la Güerta Los Picayos


Cueva Cocarga

Interior de la Cueva Cocarga

Desde el interior de la Cueva Cocarga mirando al fondo a Cuñaba.

Una vez hemos llegado a la Cueva Cocarga podemos aprovecharnos de un senderillo que discurre por la base de un paré que queda a nuestra derecha, si nos situamos dentro de la cueva y miramos hacía el desfiladero. El sendero recorre la base del paré hasta dar vuelta al mismo y salir a dar a territorio de Suarías. Esta es una escapatoria posible pero nuestro objetivo va a ser alcanzar una "güerta" colgada bajo un imponente paré, La Güerta Los Picayos, localizada al oeste de la Cueva Cocarga. Para tener una mejor visión del trayecto a recorrer para alcanzar la güerta podemos recorrer parte del mencionado sendero que recorre la base de la paré contigua a la Cueva Cocarga y así ampliar algo de perspectiva.  
La Cueva Cocarga y la continuación desde la misma hacía la Güerta Los Picayos. La Jorcá superior marca la entrada a la güerta. Imagen tomada alejándonos de la cueva por la vira herbosa y sendero que recorre el paré contiguo a la cueva.


Una vez visitada la Cueva Cocarga salimos de la misma aprovechándonos de un pequeño sedo que nos permite ascender por un hombro a salir más arriba a la pedrera de Colloriz. El sendero marcado por los animales se ve perfectamente en este tramo, dando vuelta a la cueva y saliendo a una pequeña jorcá que da entrada al pedrero de Colloriz. 

Sedo de salida de la Cueva Cocarga hacía Colloriz, paso previo a la Güerta Los Picayos. El pedrero de Colloriz se encuentra escondido en la imagen pero va a ser bien visible una vez que demos vuelta a la Cueva Cocarga. La flecha de arriba marca la jorcá de entrada a la Güerta Los Picayos.

Alberto llegando a la Cueva Cocarga y Andoni saliendo de la misma dirección a Colloriz y la Güerta Los Picayos.

Alberto ascendiendo camino a Colloriz ,pedrero a la vuelta de la Cueva Cocarga.



Las vistas del Desfiladero de La Hermida desde Colloriz son envidiables.

Alcanzado el pedrero de Colloriz  tenemos que cruzarlo para buscar al otro lado un nuevo sedo que nos permita superar un tramo bastante pendiente antes de llegar a la Güerta Los Picayos. Solo existe un paso y no podemos equivocarnos al tomarlo. El sedo es una vira que zigzaguea permitiéndonos superar un canalizo bastante estrecho y con una exposición considerable. Una vez fuera de este canalizo solo nos queda ascender por una panda herbosa inclinada en dirección a la evidente jorcá que llevamos viendo bastante tiempo, entrada a la Güerta Los Picayos.

Cruzando el pedrero de Colloriz para acceder al sedo que nos permite superar por un canaletu el paso clave de acceso a la Güerta Los Picayos.

Paso clave para pasar hacía la Gúerta Los Picayos desde Colloriz.

Alberto en el paso clave.

Andoni y Alberto en el paso clave


Una vez superado el paso clave solo nos queda ascender en dirección a la jorcá de entrada a la Güerta Los Picayos. Por arriba se abre una canal conocida como La Calleja. Por la misma se sube hasta un punto en donde la misma se divide en tres. Por la de más a la izquierda se asciende y se sale arriba de la peña por Las Bocas de La Calleja.

Llegamos a La Güerta los Picayos, una espectacular "Güerta" verde colgada bajo un paré imponente y sobre un corte vertical. Un sendero la cruza de un lado a otro hasta dar vista llegando al otro extremo a un canaletu angosto y bastante húmedo. Atravesada la Güerta solo nos queda ascender hasta su final con mucha precaución por el canaletu, pasos de II grado, o bien saliéndonos poco antes de finalizar el canaletu por la derecha del mismo. En ambos casos saldremos a una cuesta herbosa conocida como la Cuesta Saligiestu, dando vista ya a las praderías del valle de Argüenzo y al paraje inferior por donde penetra el sendero que sube y baja de Argüenzo a la carretera del desfiladero. 

La Güerta Los Picayos y al fondo de la misma el canaletu de salida hacía la Cuesta Saligiestu

Andoni y Alberto en la jorcá de entrada a La Güerta Los Picayos

La Güerta los Picayos. De fondo observamos el canaletu de salida de la misma.



Andoni y Alberto al final de la Güerta Los Picayos

La jorcá de entrada a la Güerta Los Picayos vista una vez pasada. Un picayo o picayu es una aguja esbelta o afilada.

La Güerta los Picayos y su jorcá de entrada vista una vez recorrida.

Andoni a punto de entrar en el canaletu de salida de la Güerta Los Picayos.

Alberto en el canaletu


Una vez fuera del canaletu salimos a la Cuesta Saligiestu. De fondo avistamos las primeras praderías de Argüenzo y abajo la flecha nos marca el lugar aproximado al que debemos bajar para tomar el sendero que baja y sube de Argüenzo a la carretera del desfiladero.

Bajada de Argüenzo a la carretera del desfiladero.


La bajada por el sendero o "camín" histórico que comunicaba Argüenzo con la carretera del Desfiladero de La Hermida era un sendero muy utilizado y bien conservado. En los últimos años el sendero está literalmente comido por las árgumas en algunos puntos, sobretodo en su zona inicial de bajada y al final del mismo al llegar a la carretera. Será necesario prestar la máxima atención para cogerlo desde arriba una vez que bajemos de la Cuesta Saligiestu. El sendero se busca próximo a la riega que baja por el valle, sin necesidad de atravesarlo en ningún caso. En un primer momento y durante un primer tramo las árgumas  tapan el sendero casi por completo hasta alcanzar más abajo un terreno más herboso de verde intenso y en el que las árgumas no tienen apenas presencia. El sendero faldea por laderas herbosas hasta alcanzar la Riega Cobañes en el punto en que anteriormente nos desviamos para dirigirnos hacía la Cueva La Jorcá y Cueva Cocarga. Una vez alcanzado este punto conocido solo tendremos que bajar por donde anteriormente subimos hasta bajar a la carretera del desfiladero. 

Iniciando el descenso por la derecha de la riega.

Tramo del sendero que aún se conserva visible visto una vez pasado el primer tramo del descenso tomado por las árgumas.

La Gúerta Los Picayos vista arriba durante el descenso hacía la carretera del Desfiladero de La Hermida.

Andoni en el descenso. Abajo la flecha naranja marca el punto al que tenemos que dirigirnos.


Tramo "limpio" de bajada una vez superado.


Andoni llegando a La Riega Cobañes. A su derecha la flecha marca el lugar por el que al principio de la ruta nos desviamos del sendero principal y nos dirigimos hacía La Cueva La Jorcá. La flecha inferior marca el paso al que nos tenemos que dirigir para bajar a la carretera





Dando vista abajo a la carretera a la salida del Puente Estragüeña.



Llegando a la carretera del desfiladero sobre el Puente Estragüeña


Alcanzando la torre de electricidad  por donde pasa el sendero.

Poco después de la torre de electricidad nos encontramos con una red metálica para proteger la carretera de la caída de piedras. por su derecha se baja a un canalizo por donde bajar a la carretera.

Entrada al canalizo por encima de la red metálica

Entrada al canalizo. Por aquí subimos al inicio de la actividad.


Salida a la carretera

A la izquierda el talud por el que se sale a la carretera. Al fondo el Puente Estragüeña.