A Yerai, Dumbi, Juanjo y Dani Rodrigo. Ellos son las montañas







En este blog podrás encontrar información acerca de uno de los sectores de Picos de Europa más desconocidos para el montañero amante de "La Peña". Toda la información que contiene el mismo es fruto de años de trabajo, investigación y caminatas por parte del autor de este blog, por lo tanto la información que se da sobre la vertiente lebaniega del Macizo Oriental es fruto de una visión muy personal, basada en las horas y horas de investigación recorriendo cada insignificante rincón que aquí describo.

Mi mayor respeto y agradecimiento a todos aquellos ganaderos, vecinos y PASTORES con los que he charlado y gracias a los que he podido conocer todos aquellos sedos y senderos por ellos recorridos en otras épocas. Ellos son los verdaderos protagonistas de los Picos de Europa. Mucho antes que mineros y montañeros ellos recorrieron La Peña.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

El Senderu el Gatu (de Lon). Un paso perdido.

La primera vez que supe de la existencia del Senderu el Gatu fue gracias a la lectura de un libro de Ramón Sordo Sotres sobre el Macizo Oriental de los Picos de Europa. El autor, en una de sus rutas, hacía referencia a dicho sendero situándolo en las proximidades del Tornu el Haya, en la canal de los Tornos, paraje por encima del pueblo de Lon.

Intrigado por la existencia de este lugar y por lo llamativo de su nombre, me traslade hasta el citado pueblo con el objetivo de recoger información sobre las características y peculiaridades de este paraje para mi desconocido.

Una vez en el pueblo, y después de escuchar a varios vecinos y pastores, que me previnieron de la dificultad y peligrosidad del sendero debido a su estado de abandono y desuso, no pude con la tentación de lanzarme a recorrer ese antiguo paso de pastores y ganado.

Lo que se describe a continuación tiene como objetivo dar a conocer este maravilloso enclave del macizo Oriental de los Picos de Europa, desconocido para los montañeros, no así para los pastores. El sendero , podemos decir que ya en proceso de desaparición debido a la cada vez menor presencia de ganado por estos lugares de tanta belleza y de condiciones tan agrestes, representa un nuevo reto para todos aquellos montañeros amantes de recorrer las viejas sendas y sedos del ganado.

El Senderu el Gatu se localiza sobre un terreno herboso, vertical en muchas de sus partes y con diversos tramos en los que la inclinación y características del mismo hacen aconsejable el uso de las manos para una correcta progresión por el mismo. Los descensos de los varios collados por los que transita el sendero pueden resultar complejos para alguien no acostumbrado a destrepar por terrenos con piso de hierba, resbaladizos y con una importante exposición al vacío.

El grado de exposición del Senderu el Gatu es constante en todo su recorrido y existen tramos en los que el mismo aumenta de forma muy importante. En varios lugares del recorrido transitamos por importantes cortados en los que no nos podemos permitir un descuido.


 Vistas hacía Edes desde el paraje de Taranillos, por encima de Brez. Por debajo de Edes se puede observar perfectamente la línea que recorre el Senderu el Gatu. 1. Picu El Grajal 2. La Junciana 3. Picu San Carlos 4. Río La Arena 5. Huerta Ambrosio 6. Somajía 7. Segadíos 8. Río Saugu 9. Escandalubia 10. Monte Rabadillo 11. Sopeñablanca 12. Canal Jonfría 13.Collao La Butrera 14. Monte Peñalba 15. Morra Jonfría 16. La Lomba Edes 17. Alto Los Novillos 18. Cuesta La Butrera 19. Picos de Los Pandillos 20. Peñón Somermejo 21. Edes 22. Peñón Sebey 23. Canal de Los Tornos



 Vista del Senderu el Gatu desde el camino de aproximación a Coronas, Segadios y la entrada de la Canal de Las Arredondas. 1. Joyoscaños 2. Canal de Santa Marina 3. Picos de Santolaja 4. La Cuesta Butrera 5. Peñón Somermejo 6. Picos de Los Pandillos 7. Cueva Negra 8. Collao La Butrera 9. Monte Rabadillo 10. Sopeñablanca 11. Escandalubia 12. Río Saugu 13. Huerta el Haya 14. Vallau y Río Vallau 15. Canal Jonfría 16. Monte Peñalba 17. La Lomba Edes 18. Picu San Carlos 19. Morra Jonfría 20. Alto Los Novillos


 El Senderu el Gatu de Lon y el entorno de Edes 1. Peñón Somermejo 2. Cueva Negra 3. Collao La Butrera 4. Sopeñablanca 5. Monte Peñalba 6. Picos de Los Pandillos 7. Edes 8. La Lomba Edes 9. Canal Jonfría 10. Camino de las Buscas 11. Alto Los Novillos 12. Morra Jonfría 13. Picu San Carlos.



El Senderu El Gatu bajo los Picos de Los Pandillos y el Peñón Somermejo. Por encima sobresalen El Alto del Hoyo Oscuro la cumbre del Picu San Carlos y la Morra Jonfría. Sobre el primer tramo del Senderu el Gatu ( el debajero) se observa también el vertiginoso y expuesto recorrido del Senderu el Gatu Encimero. 1. Morra Jonfría 2. Picu San Carlos 3. Alto del Hoyo Oscuro 4. Huerta Ambrosio 5. Canal de las Piedras 6. Edes 7. Picos de Los Pandillos 8. Peñón Somermejo 9. Cueva Negra 10. Collao La Butrera 11. Cuesta La Butrera 12. Canal de Santa Marina

El comienzo del sendero, como he comentado anteriormente, se localiza en el Tornu El Haya, en la Canal de Los Tornos, canal de acceso al Puertu Edes ( ver capítulo dedicado a la Canal de Los Tornos y el Puertu Edes). Para alcanzar dicho enclave lo más fácil es hacerlo desde el pueblo de Lon haciendo uso de alguno de los caminos que desde lo alto del mismo te acercan hasta el puertu. En el capítulo dedicado a la Canal de Los Tornos y el Puertu Edes se describe la aproximación a la canal desde Lon pasando por el paraje de La Hoz, no obstante, en esta ocasión, con el fin de conocer nuevos caminos que nos posibiliten obtener unos mayores conocimientos sobre el entorno, vamos a optar por alcanzar la Canal de Los Tornos haciendo uso del camino que saliendo desde la última casa del pueblo de Lon se dirige hasta los prados de Viesca, bajo los farallones rocosos de los Picos de Los Pandillos.




Descripción del camino de aproximación desde Lon a la Canal de Los Tornos y Edes por la Ribera, Joyu Cire y las Praderias de Lañedo

Iniciamos la ruta en el pueblo de Lon, en una explanada que se encuentra junto al restaurante y hotel Peñas Arriba. Nuestra aventura, comienza por una calleja hormigonada que sale por encima de la posada y supera una primera rampa con bastante inclinación. La pista asciende entre viviendas y cuadras hasta el barrio alto del pueblo, conocido con el nombre de Amporce.

Callejeamos dejando atrás las casas de abajo de Lon y llegamos a un prado en donde un cartel informa de la existencia de la posada “Las Espedillas”. Dejamos a nuestra derecha la entrada a la posada y continuamos caminando pasando entre unas naves ganaderas y unos preciosos prados, poblados por hermosos árboles frutales. Superamos una última revuelta en el camino pasando por la izquierda de una construcción semiderruida y engullida por la vegetación (ver foto de la construcción en el capítulo dedicado a la Canal de Los Tornos y el Puertu Edes) y alcanzamos la última casa del pueblo. La pista poco más arriba se fragmenta en dos .

Descartamos la posibilidad de desviarnos del camino a nuestra derecha y optamos por seguir de frente, por el camino de La Ribera. La pista comunica el pueblo de Lon con los prados encimeros del mismo, ya bajo los paredones de los picos de los Pandillos. Pasamos un primer tramo de pista hormigonado y ascendemos, acompañados de unas inmejorables vistas sobre el entorno de cumbres bajo Silla Caballu, hasta alcanzar una primera bifurcación a nuestra derecha. Una revuelta conocida como el Tornu La Perillera nos comunica con el prado del mismo nombre. Ignoramos dicha revuelta y continuamos ascendiendo por la pista principal dejando a nuestra izquierda el paraje y prados de Pradillu y Las Arribas.

El camino, como el resto de los que nos podemos encontrar por esta vertiente del Macizo Oriental, se vuelve bastante monótono y solo las vistas que nos acompañan durante la ascensión nos animan a seguir la marcha. Seguimos remontando el fuerte desnivel al que nos enfrentamos, dejando otra nueva bifurcación del camino a nuestra derecha, hasta que llegamos al prado de Pancedo situado en el margen derecho de la pista. Una vez dejado atrás Pancedo el camino transita por los parajes de la Cotera Tamañín y una preciosa pradera conocida en Lon como Joyu Cire. La pista cruza la pradera dejando arriba y a la derecha de la misma una peña aislada, La Picota, al otro lado de la misma se encuentra el invernal de Antonio Llanes, antiguamente conocido como Invernal de Sánchez, en el paraje de La Hoz.




 Edes y su entorno desde las praderas de Joyu Cire.

Dejamos Joyu Cire y seguimos ascendiendo transitando ahora junto a la pradería de Lañedo. A una altitud aproximada de 785 metros nos encontramos con una nueva bifurcación en el camino. De frente, la pista continua hasta alcanzar los prados de Viesca, bajo las peñas de los Pandillos, pasando con anterioridad por el entorno de las Acenas o Jacenas. Nosotros tomamos el ramal que sale a nuestra derecha. Dicho ramal nos va a permitir enlazar, por encima del paraje de la Hoz y el invernal de Antonio Llanes, con la pista que desde Lon asciende por Villar y la Hoz hasta Andalubia y el puerto de Edes. (Ver capítulo dedicado a la Canal de Los Tornos y el Puertu Edes)

Una vez que hemos alcanzado la pista que sube desde la Hoz solo tenemos que superar las últimas revueltas de la misma por el Monte Las Cajas hasta alcanzar el precioso prado con invernal de Andalubia, junto al cual se encuentra un bebedero con un caño de agua. Andalubia es uno de esos lugares que bien pudieran estar representados en una postal de las muchas que se venden en las tiendas y locales comerciales de Potes. Las enormes vistas que se disfrutan desde este emplazamiento sobre el sector de cumbres que se desprenden hasta el pueblo de Brez desde la cumbre de Silla Caballu son inmejorables. (Ver fotografía de Andalubia en el capítulo dedicado a la Canal de Los Tornos y el Puertu Edes)

Dejamos atrás el paraje de Andalubia y seguimos ascendiendo por la pista ya dando vista a la canal de los Tornos y Picos de Mañimoco y Pandillos. La localización del Senderu El Gatu ya es bien visible desde esta posición.



 El trazado del Senderu el Gatu desde el camino de aproximación a Joyu Moru y la Canal de Los Tornos. 1. Riega la Meadoria 2, Canal de Los Tornos 3. Edes 4. Picos de Los Pandillos 5. Peñón Somermejo 6. Collao La Butrera

El camino pasa ahora junto a una zona argayada y llega en breve al Joyu Moru, prado delimitado por un doble cercado de piedra y de cable donde los avellanos crecen alrededor del muro y en su interior. Nos encontramos ya bajo los paredones de los Picos de Mañimoco, por donde serpentean los Tornos de Edes, camino minero por donde tendremos que subir y por donde se bajaba el mineral de las viejas minas de Viaje, situadas al inicio de la Canal de Jonfría.

Proseguimos ahora por la pista en dirección a las paredes sureñas de los picos de Mañimoco, dejando a nuestra izquierda la riega de la Meadoria, que baja de lo alto de la canal y separa los picos de Mañimoco de los Picos de los Pandillos. Más adelante tendremos que cruzar dicha riega por terreno más liviano. En un determinado momento, junto a un pequeño muro que hace de cierre al camino, la pista se difumina y se convierte en pequeño sendero con un marcado trazo. Comienzan los Tornos de Edes. Varios muros del antiguo camino minero sobreviven aún al paso del tiempo facilitando la progresión por las primeras revueltas hasta alcanzar el Coteru La Teja , un descanso en el camino, justo por encima de la vertical del prao del Joyu Moru. La senda, después de pasar el cotero, desciende suavemente en busca de los primeros tornos marcados en la canal. Cruzamos la riega de la Meadoria y acometemos el Tornu el Haya, bonita revuelta que podemos observar en toda su extensión desde el Cotero La Teja.

El Tornu el Haya se denomina así por un ejemplar de Haya que existió durante muchos años junto a una roca, próximo al tornu. Hoy en día, el hermoso ejemplar de antaño se ha visto reducido únicamente a un pequeño tronco partido y doblegado por los elementos meteorológicos. Los restos del haya siguen ahí, junto a la revuelta, sirviéndonos de referencia para acometer el paso desde la Canal de los Tornos al paraje de Escandalubia por la base de las Peñas de los Pandillos, uno de esos sedos inverosímiles trazados por el paso regular de las cabras y rebecos: El Senderu el Gatu de Lon.


Descripción del recorrido del Senderu El Gatu



El Senderu El Gatu constituye un paso a través de repisas herbosas colgadas sobre el vacío, superando diversas colladas, que se localiza por debajo de los Picos de los Pandillos y el Peñón Somermejo y que transcurre entre el Tornu El Haya, en la Canal de Los Tornos, y el Collao La Butrera. En Lon distinguen el Senderu el Gatu Debajeru y el Encimero, localizando este últimno en una traviesa herbosa por encima de la que ocupa el debajero a la que se accede desde la Canal de Los Tornos, concretamente desde las proximidades del Prao La Campana.  El autor de estas líneas no ha recorrido el sendero encimero pero a tenor de lo dicho por los vecinos su peligrosidad es mayor que la del bajero debido a su menor uso y a su total abandono.


Iniciamos el Senderu el Gatu abandonando el camino de subida a Edes en el Tornu el Haya, concretamente en el lugar en donde se sitúa lo que queda de tal insigne árbol. Unos 6-7 metros por encima de los restos del haya se inicia nuestra aventura superando nada mas comenzar un pequeño resalte rocoso, pulido por el paso de los animales. El transito cada vez menor del ganado por este lugar ha hecho que el Senderu El Gatu haya desaparecido en bastantes tramos. La falta de uso y la vegetación han propiciado este deterioro progresivo del sendero hasta nuestros días, haciendo de este lugar un terreno bastante peligroso para alguien no acostumbrado a moverse por parajes tan agrestes.

La senda en estos primeros momentos pasa casi desapercibida tapada por la arguma y la vegetación del lugar. Alcanzamos un pequeño collado y poco después ascendemos a un segundo , desde donde tenemos la posibilidad de estudiar el resto del itinerario que nos queda por delante hasta lograr salir del sendero en el Collao La Butrera. Las vistas sobre el Senderu el Gatu y de fondo el entorno de Malluengu, Argomosu y las cumbres que se desprenden de Silla Caballu son impresionantes.




 El Tornu el Haya, revuelta del camino minero que serpentea por la Canal de Los Tornos, punto de inicio para adentrarse en el Senderu el Gatu. En la imagen se observa el resalte rocoso que hay que atravesar por encima de la localización del haya (circulo) y los dos primeros collaos por los que se pasa para adentrarse en el sendero. Desde el segundo collado, dando vuelta a la peña, se puede ya observar el resto del Senderu El Gatu.La fotografía nos permite además situar la entrada aproximada  al Senderu El Gatu Encimero, entrada localizada por encima del Tornu El Haya



 El trazado del Senderu el Gatu visto desde el segundo collado al que llegamos una vez dejado atrás el Tornu el Haya. De fondo las cumbres que se desprenden desde Silla Caballu hasta Untuje y Trambospandos y los parajes de Argomosu, Malluengu y Los Truénganos. Los dos collaos más característicos por donde pasa el sendero se localizan perfectamente gracias a la presencia de un árbol en el primero y un grupo de hayas en el último. 1. Collao La Butrera 2. Silla Caballu 3. Tabla del Pino 4. Mermejo La Tabla 5. Peñón de Untuje o de Trambospandos. 6. Peñón Somermejo



 Imagen invernal del Senderu el Gatu y las cumbres bajo Silla Caballu. En la fotografía, dentro del circulo, se observa el “arbolillo” que nos servirá de referencia para alcanzar la mitad aproximada del Senderu el Gatu.

Una vez que hemos contemplado desde el collado el trazado del sendero en casi su totalidad acometemos el mismo pasando primeramente por un tramo que pasa pegado a la base de la roca, junto a unas pequeñas oquedades o tombus, en donde se observa el rastro dejado por las cabras y rebecos. En todo momento tenemos que prestar mucha atención al terreno por donde pisamos ya que un resbalón aquí puede resultar fatal debido al vacío que tenemos a nuestros pies.

Continuamos bajo las peñas y contrafuertes rocosos que se desgajan desde las cumbres de Los Pandillos hasta alcanzar un nuevo collado, más o menos hacía la mitad del sendero. El collado se caracteriza por la presencia de un pequeño argbolillo en el mismo. El paraje se muestra espectacular. Ante nosotros una enorme pared vertical, de colores anaranjados y grisáceos, El Peñón Somermejo sirve de hogar para una importante colonia de buitres, el entorno de estas peñas es también conocido en Lon por este motivo como La Butrera.



 Trazado del Senderu El Gatu visto desde su parte media, desde el collado en el que sobrevive aislado el pequeño “arbolillo” antes mencionado.


Perdemos unos metros desde el collado  y cruzamos un enorme canalón que se abre por encima de nosotros entre las peñas de los Pîcos de los Pandillos.  Dejado atrás el canalón realizamos una travesía por una panda herbosa que se descuelga bajo la impresionante pared a la que hacíamos referencia anteriormente, siempre pegados lo más posible a las rocas, para evitar cualquier accidente provocado por un desprendimiento. El sendero, en este lugar, se ha perdido totalmente, sin embargo tenemos que dejarnos guiar por el sentido común para elegir los mejores pasos para superar este tramo herboso.
La travesía por la panda herbosa nos lleva hasta un nuevo collado a mayor altura. Alcanzado el mismo podemos observar por encima de éste y un poco a la izquierda la oquedad de Cueva Negra, desde donde un segundo canalón baja entre el collado en el que nos encontramos y otro un poco más alto situado al otro lado del mismo, en donde crecen varios ejemplares de hayas.


 Un vistazo atrás una vez superado el tramo más complicado del Senderu el Gatu. En el centro de la imagen podemos observar el primero de los dos canalizos que tenemos que cruzar en el recorrido del Senderu el Gatu, una vez pasado el collado en el que sobrevive el “arbolillo” utilizado como referente a lo largo de la primera parte del recorrido.


Vista del Senderu El Gatu desde el “collado de las hayas”, segunda y última referencia importante antes de descender al Collao la Butrera y dar por finalizado el Senderu El Gatu.Por encima del primer tramo del sendero debajero se puede observar la traviesa herbosa por donde discurre o dicurría el sendero encimero.


Descendemos ahora por un tramo bastante expuesto y cruzamos el segundo canalón, subiendo seguidamente hasta el mencionado collado en donde crecen las hayas. Todo este trayecto esta cubierto por la arguma y la vegetación lo que va a entorpecer bastante nuestra progresión. Estamos llegando ya al final del Senderu el Gatu. Desde el collado de las hayas avistamos por debajo de nosotros el Collao La Butrera, collado alargado y punto final del sendero, hacía donde nos tenemos que dirigir perdiendo altura y transitando por terreno herboso y bastante expuesto. Una vez que alcanzamos el Collao La Butrera podemos contemplar, al otro lado del mismo, el paraje de Escandalubia y el Río Saugu, por donde es posible ascender hasta la singular cuenca que se forma bajo las cumbres de la Junciana y San Carlos. Mas allá, podemos contemplar también los lugares de Segadíos, Coronas y las peñas, canales y horcadas del entorno de Arredondas, Untuje y Argomosu, con la cumbre de Silla Caballu en el punto mas alto. Una vez finalizado el recorrido del Senderu el Gatu en el Collao La Butrera podremos volver al paraje de Andalubia descendiendo por la Cuesta La Butrera y atravesando el paraje conocido como Joyoscaños.

Para volver de nuevo a Andalubia tenemos que perder unos metros desde el Collao La Butrera, descendiendo por la Cuesta La Butrera, cuesta herbosa que surge por debajo del Senderu el Gatu. Nuestro objetivo será alcanzar un pequeño pero alargado muro rocoso situado por debajo de nosotros, bajo el cual crece una línea de pequeños avellanos.

Salvando el muro aprovechándonos de uno de los pocos pasos existentes para ello nos adentraremos en el peculiar bosque de avellanos, saliendo del mismo a continuación a campo abierto. (El muro rocoso puede salvarse por un par de lugares y en ambos casos tendremos que superar a continuación la pequeña línea de avellanos que se observaba perfectamente desde el Collao La Butrera).

Una vez en campo abierto nos toparemos con varias sendas de ganado que atraviesan el lugar, procedentes de los prados de Viesca y del Monte Rabadillo. Aprovechándonos de alguna de ellas realizaremos una travesía en dirección Este, pasando entre murias y prados casi desaparecidos, engullidos por la vegetación, hasta alcanzar y superar la Riega de la Meadoria, que baja de la canal de los Tornos y desciende próxima a Andalubia, alcanzando así el objetivo de llegar a Andalubia.


DICCIONARIO DE TOPÓNIMOS

LA BUTRERA: Paraje situado por encima del Monte Rabadillu y bajo la influencia de los Picos de Los Pandillos conocido con este nombre por ser lugar habitual de anidamiento de buitres. Otros topónimos derivados son el Collao La Butrera, la Cueva La Butrera y la Cuesta la Butrera.


CANAL DE SANTA MARINA: Canal herbosa con salida al Tornu El Haya, en la Canal de Los Tornos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario