En este blog podrás encontrar información acerca de uno de los sectores de Picos de Europa más desconocidos para el montañero amante de "La Peña". Toda la información que contiene el mismo es fruto de años de trabajo, investigación y caminatas por parte del autor de este blog, por lo tanto la información que se da sobre la vertiente lebaniega del Macizo Oriental es fruto de una visión muy personal, basada en las horas y horas de investigación recorriendo cada insignificante rincón que aquí describo.

Los senderos, sedos y pasos que se describen en este blog pueden sufrir modificaciones con el paso del tiempo, llegando en algún caso a poder desaparecer por la falta de uso y la ausencia de ganado menor en la zona. Cualquiera que quiera recorrer los parajes aquí descritos debe tener en cuenta esta cuestión a la hora de aventurarse por los mismos. El propio autor de este blog se ha encontrado en alguna ocasión con alguna desagradable sorpresa al respecto.

Mi mayor respeto y agradecimiento a todos aquellos ganaderos, vecinos y PASTORES con los que he charlado y gracias a los que he podido conocer todos aquellos sedos y senderos por ellos recorridos en otras épocas. Ellos son los verdaderos protagonistas de los Picos de Europa. Mucho antes que marqueses, condes, aristócratas, mineros y montañeros, ellos recorrieron La Peña.

A Jose Manuel (Dumbi), J.Blas, Yerai, Juanjo y Dani Rodrigo. Ellos son las montañas.

A mi madre Teresita y mis abuelos Victoriano y Etelvina, lebaniegos del Valle de Bedoya, de nacimiento y de corazón. Gracias por llevarme a Liébana de muy pequeñito.

martes, 29 de enero de 2019

El Senderu el Palu. Una debilidad en el Paré Corvera

Los pastos altos de montaña del Puerto de Potes, el entorno de la Canal de San Carlos y el Puertu Las Brañas, se comunican por arriba a través del Colláu la Llaguna, lugar de increíble belleza y mirador único en el que pararse a contemplar las últimas estribaciones del Macizo Oriental de los Picos de Europa. Desde el mencionado collado, y por encima del mismo, sorprende una barrera rocosa aparentemente infranqueable, conformada por un muro petreo vertical por el Paré Corvera y las cumbres del Altu las Verdianas, la Peña Jendía y el Samelar.
 Este frente, imponente a la vista, tiene en el Senderu el Palu uno de los tres pasos o debilidades que han permitido desde siempre a los pastores, junto con el paso de la Endia o Héndiga y el Rendijón, superar el mencionado muro vertical.

Imagen del recorrido aproximado del Senderu el Palu visto desde el cordal que asciende desde el Prau Los Treños hasta el Colláu la Llaguna. 1. Altu las Verdianas 2. Paré Corvera de Arriba 3. Treslaparé



Para llegar al Colláu La Llaguna, punto de acceso al Senderu el Palu, son varias las rutas que nos lo permiten, la información en internet es amplia al respecto, sin embargo no existe tal variedad descriptiva sobre el propio Senderu el Palu.

 Para localizar el inicio del sendero hay que perder algo de desnivel desde el collado , dirigiéndonos hasta un canchal de bloques que se desprende de lo alto de Las Verdianas. Atravesando el canchal de rocas grandes, intentando no perder mucha altura, descubrimos restos del sendero que nos llevará a través de cinco pequeños hombros o horcadinas a la zona alta llamada Treslaparé.


Vista del Senderu el Palu desde el Colláu la Llaguna. En la imagen vemos el lugar de inicio del sendero y el punto final del mismo (quinto hombro o collado).1. Colláu La Llaguna 2. Paré Corvera de Arriba  A. Inicio del Senderu el Palu


 En la imagen, marcado con una flecha, observamos el primer hombro o collada a la que tenemos que ascender. Por encima del mismo se percibe otro hombro herboso al que no debemos de subir. Desde el primer hombro hay que bajar al segundo y darle vuelta para ascender y pasar por otras dos horcadinas y alcanzar el hombro final de salida del sendero que se ve en la imagen. 1. Paré Corvera de Arriba   A. Inicio del Senderu el Palu


 Hay que tener cuidado tras alcanzar el primer hombro ya que la traza del sendero nos sube a otro hombro herboso localizado por encima que no tiene continuación, aunque nos permite tener una buena visión de la parte final del Senderu el Palu.



Tramo final del Senderu el Palo en el que se aprecian la tercera, cuarta y quinta collada u horcada por las que debemos de pasar. Imagen tomada desde el hombro herboso (al que no tenemos que subir) situado por encima del primer collado al que llegamos para tomar el inicio del Senderu el Palo. En la esquina de la imagen vemos una miniatura en el que se ve marcado el hombro herboso desde donde se está sacando la foto (flecha anaranjada). Foto Andoni Becerra


 Una vez en el primer hombro tenemos que tomar una traza de sendero que desciende ligeramente para pasar bajo un paredón y subir ligeramente a un segundo hombro. La travesía se realiza con una altísima exposición a nuestros pies y hay que hacerla con cuidado, pero aunque vista desde abajo puede parecer que la verticalidad no permite el transito, la realidad cuando nos acercamos al mismo es menos compleja.


Senderu el Palu. Tres detalles del paso del primer al segundo hombro o collado.


Imagen des descenso del primer hombro o collado al segundo. Se puede observar en el centro de la imagen la zona más expuesta. Foto tomada desde el segundo hombro.


 Desde el segundo hombro, y habiendo pasado uno de los tramos expuestos, hay que volver a descender unos metros para realizar una corta pero fuerte subida hasta alcanzar un tercer colladín. En la subida dejamos a nuestra izquierda una gran torca en la pared antes de hacer buen uso de las manos para trepar y superar el paso clave del sendero, un gran bloque empotrado, de unos 2 metros de altura, pero con escasos apoyos para impulsarse con los pies.



Vista del terreno a recorrer desde el segundo hombro o collado. La flecha anaranjada marca el lugar en donde se encuentra el bloque empotrado a superar. Paso de trepada. Foto Andoni Becerra


 Una vez que superamos el bloque transitamos de continuo por una travesía expuesta y se entra en otra canaleta que nos lleva al siguiente collado u hombro, el cuarto en cuestión, para alcanzar el hombro final por terreno más fácil, alcanzando el paraje conocido como Treslaparé.


Tramo final de salida del sendero el Palo una vez superado el bloque empotrado. De la cuarta a la quinta collada. Tramo algo expuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario