En este blog podrás encontrar información acerca de uno de los sectores de Picos de Europa más desconocidos para el montañero amante de "La Peña". Toda la información que contiene el mismo es fruto de años de trabajo, investigación y caminatas por parte del autor de este blog, por lo tanto la información que se da sobre la vertiente lebaniega del Macizo Oriental es fruto de una visión muy personal, basada en las horas y horas de investigación recorriendo cada insignificante rincón que aquí describo.

Los senderos, sedos y pasos que se describen en este blog pueden sufrir modificaciones con el paso del tiempo, llegando en algún caso a poder desaparecer por la falta de uso y la ausencia de ganado menor en la zona. Cualquiera que quiera recorrer los parajes aquí descritos debe tener en cuenta esta cuestión a la hora de aventurarse por los mismos. El propio autor de este blog se ha encontrado en alguna ocasión con alguna desagradable sorpresa al respecto.

Mi mayor respeto y agradecimiento a todos aquellos ganaderos, vecinos y PASTORES con los que he charlado y gracias a los que he podido conocer todos aquellos sedos y senderos por ellos recorridos en otras épocas. Ellos son los verdaderos protagonistas de los Picos de Europa. Mucho antes que marqueses, condes, aristócratas, mineros y montañeros, ellos recorrieron La Peña.

A Jose Manuel (Dumbi), J.Blas, Yerai, Juanjo y Dani Rodrigo. Ellos son las montañas.

A mi madre Teresita y mis abuelos Victoriano y Etelvina, lebaniegos del Valle de Bedoya, de nacimiento y de corazón. Gracias por llevarme a Liébana de muy pequeñito.

martes, 22 de octubre de 2019

El Escalerón de Avellanos

El Desfiladero de La Hermida, garganta  horadada por el Río Deva, por donde discurre la carretera que comunica Peñarrubia y Liébana con la costa, tiene en las dos vertientes que se elevan a ambos lados del río infinidad de canales y riscos de humilde altitud pero de gran bravura. Un mundo de agujas, cuetos, torres y parés, hacen de un tiempo a esta parte las delicias de los aficionadas a la escalada. 

Antes de que la actividad deportiva copase los distintos parajes localizados a lo largo y ancho del desfiladero, la actividad ganadera, sobremanera caprina, era la principal forma de subsistencia de los vecinos de los pueblos que se ubicaban en su entorno. También es de destacar la actividad minera y las ocupaciones relacionadas con la misma durante los últimos años del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.

Fruto de la actividad ganadera extensiva surgen a lo largo del desfiladero infinidad de senderos y pasos para comunicar las distintas cuevas y las zonas transitadas por las cabras. La verticalidad que presenta el terreno a ambos lados del río Deva hizo que los pastores se las arreglasen para moverse por la peña buscando los pasos más inverosímiles. 

Es el Escalerón de Avellanos uno de esos pasos poco conocidos y  raramente transitado por los pastores que tenían sus cabras en la zona de influencia de La Hermida, Bejes,  Allende y Lebeña.

El Escalerón de Avellanos y su entorno visto desde las inmediaciones del Puente Fancho en la carretera del Desfiladero de La Hermida 1. Escalerón de Avellanos 2. Cuetu La Gallega 3. Pica Avellanos 4. Ubellis 5. La Boca Canal Mayor 6. Treslasllombas 7. Pico y Rincón Congarcía (orientativo)
El Escalerón de Avellanos y el paso de Bariza a la Canal de Bariza (pedrero oculto). Marcado con un círculo la encina que se localiza en el paso de entrada al Escalerón de Avellanos. 1. Escalerón de Avellanos 2. Los Tejeos de Avellanos

1. El Escalerón  y Los Tejeos de Avellanos 2. La Pica Avellanos 3. Bariza 4. Ubellis


Los Tejeos y El Escalerón de Avellanos
Los Tejeos y El Escalerón de Avellanos. Destacan las dos zonas arboladas tan significativas.
Para acceder desde abajo al Escalerón de Avellanos el punto de partida debe ser la misma carretera que cruza el Desfiladero de la Hermida. Si entramos en el desfiladero en dirección  Potes tendremos que pasar el pueblo de La Hermida y llegar hasta el Puente Fancho, puente que se localiza previo al de Lebeña.  Un apartadero antes de cruzar al puente puede servir para dejar el vehículo.

Una vez aparcado el vehículo debemos de cruzar el puente y andar unos metros por la carretera. A los pocos metros encontraremos una zona de la pared en donde las mallas de protección ante el desprendimiento de rocas nos dejan paso libre para ascender por la ladera rocosa.

Iniciamos la ascensión por una cuesta de importante pendiente, por donde un tenue sendero aún se marca como recuerdo de lo que fue en su día una entrada utilizada por las cabras para acceder a las zonas superiores. El talud y las obras de protección de la carretera han desdibujado dicho sendero en sus inicios. Nos encontramos en el lugar conocido como Cantarillón. El desnivel se supera rápidamente buscando los mejores pasos, teniendo a nuestra izquierda la impresionante paré del Cuetu La Gallega, aguja vistosa y espectacular cuando se ve una vez superada. Ascendemos por una escorrentía teniendo siempre presente arriba otra aguja imponente. La subida en esta primera parte del recorrido se debe de realizar, más a la izquierda o más a la derecha,  buscando alcanzar un hombro superior que nos va a permitir dar vista al otro lado y arriba a los Tejeos y el Escalerón de Avellanos, Treslasllombas, la Canal de Bariza y la Boca Canal Mayor. 
Entrada a Cantarillón superando las mallas de proteccion. A nuestra izquierda se alza imponente el Cuetu La Gallega.
Subiendo por la empinada cuesta de Cantarillón.

La carretera del desfiladero va quedan abajo.

Subiendo por el canal de Cantarillón. 1. Cantarillón 2. La Collá Celis.


Superado el paraje de Cantarillón nos encumbramos en lo alto de un sierro, La Bariza, que separa el lugar por donde hemos ascendido de la Canal de Bariza, localizada al otro lado del sierro. Ya tenemos de frente y arriba el espectacular paso del Escalerón de Avellanos. 

Vistas sobre la entrada a Los Tejeos y  Escalerón de Avellanos.  1.Treslasllombas 2. La Boca Canal Mayor 3. Canal de Bariza
Aproximación a los Tejeos y el Escalerón de Avellanos una vez dejado atrás Cantarillón y el Cuetu La Gallega

Los Tejeos y El Escalerón de Avellanos. Marcado con un círculo el muro de entrada al mismo al que tendremos que llegar más adelante..



Una vez en lo alto del sierro el siguiente paso a dar es descender a la zona superior de la Canal de Bariza y ascender a continuación hacía la entrada de los Tejeos y el Escalerón de Avellanos. Para ello buscamos el mejor lugar para bajar hasta el pedrero (no existe sendero claro). Alcanzada la Canal de Bariza debemos dejar a nuestra izquierda una primera entrada de una canal muy empinada y acercarnos hasta una pequeña mata de encinas que sobreviven entre pedreros. 

Abandonamos La Bariza para iniciar el descenso hacía su canal y aproximarnos a la entrada de Los Tejeos de Avellanos.
Entrando en la Canal de Bariza dejamos a nuestra izquierda una primera canal para alcanzar una pequeña mata de encinas y subir hacía la entrada de los Tejeos y el Escalerón.

Andoni subiendo por la Canal de Bariza

Ascendemos ahora por el pedrero en busca de un paré que vemos más arriba. Nos pegamos al paré y subimos en dirección a una encina muy singular que vemos arriba.La encina marca el punto clave de entrada a los Tejeos y el Escalerón de Avellanos. El terreno es pindio y exigente.




Llegados a la encina de referencia se abre ante nosotros una cuenca rocosa con un muro a primera vista infranqueable. Nos encontramos ante el paso clave de acceso a los Tejeos y El Escalerón de Avellanos. La subida más factible, no exenta de peligro por su verticalidad, se presenta por la izquierda de dicho muro lavado. Una serie de pasos de trepada, alguno de ellos de III grado y con alta exposición, nos facilitan acceder a una travesía a nuestra derecha que nos va a permitir salir por encima del muro. Todo este tramo de ascenso es a nuestro extender muy exigente y solo apto para aquellos montañeros acostumbrados a desenvolverse por terrenos aéreos.

Acercándonos al muro de entrada a Los Tejeos y  Escalerón de Avellanos



Trepadas de III grado para superar el muro por su izquierda.

Andoni una vez superado el muro y la posterior travesía hacía la derecha.

Secuencia de fotografías en las que se observa el punto clave de acceso a los Tejeos y Escalerón de Avellanos desde arriba. Se puede observar con claridad la verticalidad y exposición de los pasos en este punto clave.

Superado el muro de entrada nos disponemos ahora a recorrer los Tejeos de Avellanos. Una primera cuesta herbosa muy empinada, con tendencia hacía la izquierda, nos dirige hacía un grupo de árboles que ocupan la primera parte de los Tejeos. La subida a partir de aquí se tiene que realizar extremando las precauciones para evitar un resbalón fatal por lo empinado del terreno. Un tenue sendero, apenas imperceptible en la cuesta herbosa, se va marcando cuando nos vamos acercando al arbolado. De frente un muro nos cierra el paso pero por su izquierda un escalón rocoso muy marcado nos permite salir por encima del muro y dar paso a una zona intermedia, al paso del Escalerón. 



Andoni en la parte final de la cuesta herbosa. En la imagen se ve con claridad lo empinado del terreno por el que ahora transitamos.




Superada la primera zona boscosa de tilos (tejas) afrontamos ahora la subida por un enclave que hace de separación entre el primer grupo de árboles que hemos dejado atrás y un segundo grupo que tenemos por arriba. Un muro rocoso por el que tenemos que subir nos permitirá ahora enlazar en travesía con la segunda mata de avellanos. Nos encontramos en el paso del Escalerón. Tanto la trepada por el muro como la posterior travesía se presentan como dos pasajes bastante aéreos.

Paso intermedio en el Escalerón de Avellanos


Andoni en la travesía del Escalerón de Avellanos.


En el paso intermedio del Escalerón de Avellanos. Imágenes tomadas por Andoni una vez  pasado el mismo.


Superado este pasaje intermedio solo nos queda internarnos entre los avellanos , preferiblemente por el margen izquierdo de la mata, hasta salir de la  misma a un hombro a nuestra izquierda. Es importante destacar que en este punto no es necesario ascender por la mata de avellanos hasta su final. Un nuevo escalón rocoso bien marcado nos permite salir trepando  a terreno ya completamente abierto. El lugar es conocido como La Güerta Avellanos. En este punto solo nos queda ascender entre árgumas buscando salir al cumbre cerca de La Pica Avellanos, dando vista al otro lado al Llanu Agero y las cumbres del cordal del Cuetu La Fontanilla y El Coterón.

Andoni en el último paso de trepada para salir de los Tejeos de Avellanos.


Andoni ya fuera de los Tejeos  y el Escalerón de Avellanos. Abajo a la izquierda la flecha marca el hombro de salida de la segunda mata boscosa del Escalerón. De fondo se observa la carretera del desfiladero desde donde iniciamos la ascensión.


Andoni  fuera de los Tejeos de Avellanos. De fondo los pueblos de Peñarrubia sobre el Desfiladero de La Hermida.
 . 
Punto de salida dando vista al Llanu Agero al fondo.

Vistas hacía El Coterón y el Cuetu La Fontanilla.


DICCIONARIO DE TOPÓNIMOS

LOS TEJEOS DE AVELLANOS: Zona de arbolado en el que se hallan tilos, conocidos popularmente en algunos pueblos lebaniegos  como "Tejas", de ahí el nombre de Tejeos de Avellanos.  Así me lo contó Francisco Señas Bueno de Lebeña. En Bejes Rafael Roiz Campo me señalo que un tejeo es un lugar expuesto y de difícil acceso y transito. Ambas definiciones se pueden relacionar con el paraje o franja de arbolado que raya en diagonal la peña bajo La Pica Avellanos, y por la que existe el paso del Escalerón de Avellanos, paso rocoso de trepada en medio de la mencionada franja.

2 comentarios:

  1. Hola. Gracias por compartir. No encuentro track en wikiloc. Podrías decirme si esta disponible?

    ResponderEliminar
  2. Hola. No hay Track. Ya lo siento.

    ResponderEliminar