En este blog podrás encontrar información acerca de uno de los sectores de Picos de Europa más desconocidos para el montañero amante de "La Peña". Toda la información que contiene el mismo es fruto de años de trabajo, investigación y caminatas por parte del autor de este blog, por lo tanto la información que se da sobre la vertiente lebaniega del Macizo Oriental es fruto de una visión muy personal, basada en las horas y horas de investigación recorriendo cada insignificante rincón que aquí describo.

Los senderos, sedos y pasos que se describen en este blog pueden sufrir modificaciones con el paso del tiempo, llegando en algún caso a poder desaparecer por la falta de uso y la ausencia de ganado menor en la zona. Cualquiera que quiera recorrer los parajes aquí descritos debe tener en cuenta esta cuestión a la hora de aventurarse por los mismos. El propio autor de este blog se ha encontrado en alguna ocasión con alguna desagradable sorpresa al respecto.

Mi mayor respeto y agradecimiento a todos aquellos ganaderos, vecinos y PASTORES con los que he charlado y gracias a los que he podido conocer todos aquellos sedos y senderos por ellos recorridos en otras épocas. Ellos son los verdaderos protagonistas de los Picos de Europa. Mucho antes que marqueses, condes, aristócratas, mineros y montañeros, ellos recorrieron La Peña.

A Jose Manuel (Dumbi), J.Blas, Yerai, Juanjo y Dani Rodrigo. Ellos son las montañas.

A mi madre Teresita y mis abuelos Victoriano y Etelvina, lebaniegos del Valle de Bedoya, de nacimiento y de corazón. Gracias por llevarme a Liébana de muy pequeñito.

martes, 28 de julio de 2020

A Cueva Carcalosa por Las Barcenillas y el sedo minero de las Minas de Don Pedro

La Cuerva Carcalosa es una de las grandes cuevas existentes en el Desfiladero de La Hermida. Por tamaño solo la Cueva Ciloña la supera, pero es Carcalosa una cavidad que presenta un acceso más dificultoso. De un tiempo a esta parte la cueva recibe las visitas del colectivo escalador y esto ha supuesto que la subida directa desde la carretera del desfiladero se haya visto acondicionada con cuerdas fijas. Además, fruto del transitar de escaladores, el sendero esta más marcado. Hasta que la cueva no tuvo un uso deportivo un antiguo sedo tallado en la roca  ascendía desde el mismo Río Deva para comunicar con las Minas de Don Pedro, conjunto de  sorprendentes registros en el entorno bajo la Cueva Carcalosa.

 Vista de La Cueva Carcalosa y la subida directa por el sedo minero de las Minas de Don Pedro. La imagen está tomada desde la subida por la Güera de Cicera.  El sedo asciende por el canto desde un tilo que destaca señalado por el círculo negro. En el entorno de Carcalosa existen varios registros mineros marcados con triángulos amarillos. Hay que destacar que por encima de la cueva, en el Costazu Buréu, también existieron más registros mineros. 1. Cueva Carcalosa 2. La Güerta Carcalosa  3. La Canal Carcalosa 4. El Paré Carcalosa 5. Cuevas Negras (erscondidas) 6. La Peña La Garma 7. La Cotera Carcalosa

También se alcanzaba la Cueva Carcalosa realizando una travesía más larga y menos directa, saliendo desde las proximidades del Puente La Barca y recorriendo otras cuevas de pastores de enorme belleza y entidad hasta alcanzar Carcalosa. Aquí dejo un enlace: 

Para ascender de forma directa a la Cueva Carcalosa vamos a dejar el vehículo en la caseta y aparcamiento que se encuentra junto a la entrada de la Güera de Cicera, lugar habitual del comienzo o final de la conocida popularmente como ruta de las Agüeras, utilizada también para subir hasta el mirador de la Bolera de Los Moros.

La Cueva Carcalosa (1) y la línea  directa de ascenso vista desde la entrada a la Güera de Cicera. En la zona inferior de la imagen se observa la caseta y aparcamiento para dejar el vehículo.

Tenemos en primer lugar que retroceder por la carretera en dirección a La Hermida hasta una curva anterior. Justo en la curva existe una bajada al río para cruzar el mismo por el punto en donde el agua y la corriente presentan menores problemas. Mientras alcanzamos este punto por la carretera podemos echar un vistazo al canto por el que serpentea el sendero minero por el que vamos a subir una vez cruzado el Río Deva.

Mientras nos dirigimos al punto en el que cruzaremos el Río Deva avistamos arriba y al otro lado del río el canto rocoso por el que asciende el sedo minero. el circulo marca el tilo en donde da comienzo. 1. Cueva Carcalosa 2. La Güerta Carcalosa 3. La Canal Carcalosa 4. Las Barcenillas

Otra vista desde la carretera del canto rocoso por el que asciende el sedo minero y la ubicación de sendos registros o minas (triángulo amarillos)  1. Cueva Carcalosa (escondida tras el canto) 2. La Güerta Carcalosa 3. La Canal carcalosa 4. El Paré Carcalosa

1. Cueva Carcalosa 2. La Güerta Carcalosa 3. la Canal Carcalosa

Punto de la carretera en donde se encuentra el lugar óptimo para atravesar el Río Deva y subir al otro lado por Las Barcenillas.

Alcanzado el punto óptimo para cruzar el río vemos al otro lado del mismo un murete con una cuerda para entrar en Las Barcenillas, única zona "débil" para adentrarnos en los murallones que tenemos sobre nuestras cabezas.

El Río Deva y al otro lado Las Barcenillas. Desde este emplazamiento observamos los dos tilos (circulos) por los que pasa el sendero a coger el canto rocoso donde empieza el sedo.

Cuerda colgando para ayudar a superar el murete rocoso de entrada a Las Barcenillas.
Atravesamos el río y superamos el murete de entrada a Las Barcenillas ayudándonos de la cuerda habilitada. Un sendero terrroso y muy marcado cruza Las Barcenillas en dirección a dos tilos que vemos un poco por encima nuestro y a los que nos tenemos que dirigir. Justo pasado el segundo de los tilos, junto a un pequeño tombu, el sendero se convierte en sedo tallado en la roca y asciende vertiginosamente por un canto rocoso. El sedo, bastante expuesto y vertical da un par de giros pasando de un lado al otro del canto, con unas impresionantes vistas abajo sobre la Canal Carcalosa, que dejamos a nuestra izquierda según ascendemos.

En dirección a los tilos de Las Barcenillas.


El sendero alcanza el segundo tilo junto al tombu.

Punto de comienzo del sedo minero tallado en el canto




Hay que tener cuidado con algunos tramos de cuerda. No hay que fiarse en exceso de ellas.

Añadir leyenda


El sedo minero deja por un momento la roca y entra de nuevo en terreno terrero. A nuestra derecha se avista una las minas de las varias que hay en este vertical entorno. Un senderillo se dirige a ella. Podemos optar por hacerla una visita y volver de nuevo una vez hecha. El sedo de la mina, si no lo abandonamos para visitar la mina, vuelve a ascender por terrera primero y roca después, dejando a nuestra derecha y pegado al mismo un segundo registro minero vertical, aunque a primera vista nos pueda parecer una torca o sima. El sedo nos vuelve a asomar de nuevo al canalizo o embudo vertical de la Canal Carcalosa. En este punto hay que prestar atención para dar vuelta al canto y no continuar de frente subiendo más.

El sedo deja por momento la roca y da vista a la primera de las minas. Para ir hacía ella hay que dejar por un momento el sedo por el que vamos.

Localización de una de las minas.

Bocamina

Muro por encima de la mina por el que se arma otro sendero que comunica las minas "bajeras" con otros registros "cimeros"

Desde la bocamina podemos contemplar por donde hemos ascendido con anterioridad y por donde tenemos que continuar ascendiendo una vez que retomemos el camino. También observamos donde se localiza una segunda mina junto a la que vamos a pasar una vez retomada la subida después de la visita a la mina.


De vuelta al sedo minero.

Tramo del sedo junto a la mina. la primera impresión puede hacernos pensar que es una torca o sima
Una vez dejada atrás la segunda mina llegamos a un punto en el que no tenemos que seguir hacía arriba. Hay que desviarse a la izquierda cuando termina la cuerda. Existen hitos. De frente no hay continuación.

Pequeño desvío a la izquierda marcado con hitos. Afrontamos ahora un paso expuesto sobre el embudo de la Canal Carcalosa


Dando vista a la travesía para salir del canto rocoso por el que el sedo discurría hasta el momento. 

La Canal Carcalosa tiene dos zonas bien definidas, una superior herbosa y terrosa bajo la Cueva Carcalosa, en donde hallamos algunos ejemplares de tilos de buen tamaño, y una inferior rocosa, muy angosta  y a modo de embudo que baja hasta el río. El sedo se pega al canto en un tramo bastante expuesto y busca salir del mismo justo en el punto en donde da comienzo el embudo de salida de la canal. El sendero sigue muy marcado y nos lleva en travesía hasta el margen izquierdo de subida de la Canal Carcalosa, ascendiendo posteriormente junto a algunos tilos  por terrera, dando vista ya arriba al gran "ojo" de la Cueva Carcalosa.



Vista atrás desde la Canal Carcalosa. Se observa el paso de salida del canto rocoso a la canal. Abajo la carretera del Desfiladero de La Hermida



Junto a uno de los tilos por el que sube el sendero a la Cueva Carcalosa




No hay comentarios:

Publicar un comentario